jueves, 23 de mayo de 2013

El eterno retorno


Si os digo que en lo que va de año éste ha sido el mejor libro que me he leído, me quedo corta. Leí algunas reseñas, todas favorables, antes de decidirme por él y cuando lo tuve en mis manos mis expectativas eran muy altas. La lectura tan agradable que he tenido mientras devoraba sus páginas merece darle la máxima puntuación. El otro día os hablé de que solamente releo los libros en los que me gusta paladear las palabras que lo componen. En este he encontrado muchas frases dignas de degustar, y seguramente lo vuelva a leer en un futuro. Aquí os dejo mi opinión, cargadita de buenas impresiones sobre "La ciudad de los ojos grises" de Félix G. Modroño.
EL ARGUMENTO

Un amor prohibido. Izarbe fue el primer amor de Alfredo Gastiasoro que en la actualidad todavía no ha podido olvidar. Alfredo, profesor de arquitectura, a día de hoy, vive en París. Izarbe, vive en Bilbao y se ha acabado casando con su hermano.

A través del periódico, Alfredo se entera que Izarbe ha muerto. La han encontrado ahogada en la ría de Bilbao. Con el corazón en un puño, vuelve a la ciudad de su infancia que ha cambiado mucho en los últimos años, para rendirle homenaje a su Izarbe. ¿Muerte accidental o asesinato? No tardará, junto con un amigo que es ahora policía, en sospechar que la muerte de Izarbe esconde mucho más de lo que realmente aparenta. Iniciarán juntos una investigación para descubrir una verdad que a lo mejor no será la que quisieran conocer.

MIS IMPRESIONES

Si fuera librero no sabría en qué sección situar esa novela ya que toca varios géneros a la vez y me encontraría en un dilema. Tenemos por una parte la historia romántica, qué bella, por cierto. Por otra parte también encontramos historia ya que está ambientada a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Y por último, está tintada de bastante intriga que te engulle y tiene aires de novela negra. Con este libro es imposible aburrirse y, aunque mezcle tantos géneros, no os desorientaréis sino que avanzaréis hacia un final sorprendente que no os dejará indiferentes.

Los personajes me han parecido muy interesantes, están muy bien caracterizados y son muy creíbles. Además, no existen personajes buenos al cien por cien, ni malos. No son planos y todos van evolucionando en mayor o menor medida a lo largo del libro. Aparecen varios flashbacks para poder comprender la historia ya que Izarbe al principio de la novela ya está muerta y es, a través de los pensamientos de Alfredo, como viajaremos a su pasada historia de amor. Te acabas “enamorando” del personaje luchador de Izarbe como lo está Alfredo todavía de ella, a pesar de saber su trágico final. En los flashbacks ella está viva y conocerás qué hacía, cómo vivía, qué pensaba. Tendrás ganas que no haya muerto, a pesar que ya lo sepas de antemano.
Un personaje más es el mismo Bilbao, el de la infancia del protagonista y, el de ahora, que ha cambiado tanto en los últimos años. Bilbao es un personaje que evoluciona. Es el eterno retorno para Alfredo que se contrapone con París que simboliza la huida. De ahí, el título que le he puesto a mi opinión.
La intriga es fuerte durante toda la novela. Ya no sólo con la misteriosa muerte de Izarbe sino que se te abrirán diferentes interrogantes alrededor de la historia de amor. ¿Por qué finalizó? ¿Por qué Izarbe se casó con su hermano? La historia de amor se presenta fragmentada y se combina junto con la investigación de la muerte de Izarbe. Por lo tanto, la intriga te atrapará por partida doble. Es una novela profunda, que deja huella en el lector y en la que pasan muchas cosas.
Me ha gustado el estilo del autor, sus frases y el léxico que utiliza. Es una prosa que da gusto de leer y de paladear. La historia va cayendo rápido porque tienes ganas de saber qué ocurrió y es lo que hace que avances sin pausa entre sus líneas. Los diálogos que aparecen, que son bastantes, agilizarán la lectura y también servirán para que conozcas a los personajes.
¿LA RECOMIENDO?
Claro que sí. Si has llegado hasta aquí tienes varios motivos para leer este libro. Es una novela que me ha parecido redonda, con gancho y con ese final abierto que hará que pienses en ella una vez la hayas terminado.



3 comentarios:

  1. La leí hace muy poquito y también me encantó. Coincido contigo en que la prosa del autor es fantástica, muy cuidada, sin perder por ello en absoluto la agilidad en la lectura. Y la historia... preciosa, manejando muy bien el tiempo a la hora de narrarla y de ir desvelando detalles del antes y del ahora. Tampoco hay que olvidar la ambientación, muy trabajada y completa. En fin, que como tú dices es una novela de las quedan en el recuerdo como una lectura excepcional.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! he abierto mi blog hace aproximadamente un mes, y te escribo porque me gustaría que lo conocieras haciéndome una visita. Espero que te guste y que pueda verte a menudo por él. Yo también me iré pasando por tu blog.
    Un saludo y gracias.
    http://humanidadesyalgomas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Agradezco tu cariñosa reseña, Helena. Sois los lectores quienes perpetuáis las historias que los autores hemos escrito.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar